Devocional semanal

Conocido como fiel (Daniel 6)

By Pastor John Riley
Junior High


“El capítulo 6 de Daniel cuenta la historia de Daniel en el foso de los leones. Sin embargo, este capítulo se enfoca más en el rey Darío que en Daniel. La historia es relatada desde la perspectiva del Rey y se enfoca en el estrés del rey desde el momento en que se siente atrapado por sus gobernadores hasta su punto de alivio y alabanza por el Dios de Daniel, el Dios de la liberación. Una de las grandes cosas que salieron del rey a lo largo de su viaje emocional fue la forma en que reconoció la vida de fe de Daniel.” Daniel 6:16-20: 

El rey dio entonces la orden, y Daniel fue arrojado al foso de los leones. Allí el rey animaba a Daniel: —¡Que tu Dios, a quien siempre sirves, se digne salvarte! Trajeron entonces una piedra, y con ella taparon la boca del foso. El rey lo selló con su propio anillo y con el de sus nobles para que la sentencia contra Daniel no pudiera ser cambiada. Luego volvió a su palacio y pasó la noche sin comer y sin divertirse, y hasta el sueño se le fue. Tan pronto como amaneció, se levantó y fue al foso de los leones. Ya cerca, lleno de ansiedad gritó:—Daniel, siervo del Dios viviente, ¿pudo tu Dios, a quien siempre sirves, salvarte de los leones?

El rey llama a Daniel un siervo del Dios viviente y proclama dos veces que Daniel sirve a Dios continuamente. ¡Qué tributo! ¿Quién en tu vida haría una proclamación similar? ¿Tu jefe sabe claramente a quién sirves? ¿Saben las personas importantes a tu alrededor dónde reside tu lealtad? La fe y la adoración de Daniel fueron sinceras y mostradas; no fueron un secreto. Esta fidelidad hacia Dios se manifestó en su trabajo y confiabilidad y lo hizo destacar ante su jefe, pero hizo que sus compañeros se pusieran celosos porque querían arreglárselas con la corrupción y el descuido, versículo 4.

Ora por ser parte de una iglesia que está llena de personas cuyas vidas diarias están marcadas por la fe. La fe se traduce en devoción repleta de oración a Dios y trabajo duro y honesto en cualquier cosa que nuestras manos encuentren para hacer.


[Servicios de Adoracion]