Muchos de nosotros en algún momento de nuestras vidas sentimos la necesidad de un cambio en nuestro interior. A veces no sabemos muy bien lo que queremos, ni lo que sentimos, manteniéndonos confundidos y desorientados. Lo único que sabemos con seguridad es que algo falta y no sabemos que es. Simplemente no estamos satisfechos con la vida que estamos viviendo. Si este es tu caso y no sabes por dónde comenzar, sigue leyendo este folleto y aprenderás cuál es el punto de partida para experimentar el cambio que has deseado toda tu vida. El punto de partida para experimentar un cambio extraordinario en tu vida, es Dios.

Primero: El propósito de Dios es que tengas vida eterna y paz abundante.

La Biblia dice ...

Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna. Juan 3:16

El ladrón no viene más que a robar, matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia. Juan 10:10

Segundo: El problema es que estamos separados de Dios.  

Dios nos creo a Su imagen para que tuviéramos una vida abundante. Pero no nos hizo robots de manera que automáticamente le amaramos y obedeciéramos. Dios nos ha dado la libertad de escoger y hemos escogido vivir nuestra vida en desobediencia a Dios y Su voluntad. Esto ha resultado en nuestra separación de Dios.

La Biblia dice ...

Pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios. Romanos 3:23

Porque la paga del pecado es muerte, mientras que la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, nuestro Señor. Romanos 6:23

Las personas tratan diferentes maneras para acercarse a Dios, pero solo existe una manera.

La Biblia dice …

Hay caminos que al hombre le parecen rectos, pero que acaban por ser caminos de muerte. Proverbios 14:12

Tercero: Dios ha ofrecido una sola manera: Jesús.

Jesucristo murió en la cruz y resucito de la tumba al tercer día. El pago el precio por nuestro pecado reconciliándonos con Dios.

La Biblia dice …

Porque hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre. 1 Timoteo 2:5

Yo soy el camino, la verdad y la vida, le contestó Jesús.

Nadie llega al Padre sino por mí. Juan 14:6

Dios ha proveído el único camino hacia El. Solo nos resta a nosotros tomar la decisión.

Cuarto: Tenemos que decidir si aceptaremos a Cristo o no.

Aceptamos a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador entregándole nuestra vida.

La Biblia dice …

Mira que estoy a la puerta y llamo. Si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré, y cenaré con él, y él conmigo. Apocalipsis 3:20

Mas a cuantos lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el derecho de ser hijos de Dios. Juan 1:12

Que si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo. Romanos 10:9

Si quieres aceptar a Jesús como tu Señor y Salvador te invito a que hagas esta oración:

“Señor Jesús, reconozco que soy pecador y suplico tu perdón. Creo que tú te diste en sacrificio por mí en la cruz para pagar por mis pecados y que resucitaste para darme vida. A partir de este momento te entrego mi vida y decido vivir para hacer tu voluntad. En tu nombre, amen.”

Si has hecho esta oración sinceramente: “Bienvenido a la Familia de Dios.”

Ahora, como nuevo creyente en Jesucristo te recomendamos que inviertas en tu crecimiento espiritual leyendo la Biblia, orando y  reuniéndote con otros creyentes en alguna iglesia local.

¡Seria un privilegio que consideraras visitarnos!